• CENTRO DE DISTRIBUCIÓN DE PELUQUERÍA & ESTÉTICA
  • 958 40 20 77
Mascarilla VS Acondicionador: ¿Qué utilizar?

Mascarilla VS Acondicionador: ¿Qué utilizar?

Cuidarse la piel del rostro es un ritual que ninguna mujer, con

mayor o menor mimo, deja de hacer nunca. ¿Y qué pasa con el cabello? Que necesita los mismos cuidados que la piel, y pide también tratamientos que lo hidraten. El ritual de la limpieza está muy bien... pero es insuficiente. Y los tratamientos habituales en casa vienen de la mano de los acondicionadores y de las mascarillas. Pero, ni son lo mismo, ni sirven para las mismas cosas.


Los acondicionadores


Qué son:

 Los acondicionadores o suavizantes son cosméticos capilares que compensan la falta de sebo natural, recubriendo el tallo capilar y cerrando las escamas, dando como resultado brillo y suavidad. Están compuestos por una base cremosa a la que se le añaden proteínas, lípidos o grasas naturales.
Su efecto suavizante es muy rápido. “Los acondicionadores ya no están
tan de moda como las mascarillas. Pero no debería ser una tendencia.
Aplicar un acondicionador diario tiene un efecto absolutamente
beneficioso para el cabello, y no sustituye a la mascarilla, se complementan”.


Para qué sirven:
 

Suavizan, ayudan al desenredado, rehidratan,
nutren... Pero su efecto no es muy prolongado si realmente no se usan a
diario. “Los acondicionadores son inmediatos, son más ligeros y su textura es perfecta para usar a diario”.
  

Cómo se aplican: 

Siempre tras el lavado, con el cabello
perfectamente aclarado. No hace falta que su exposición se prolongue
para que tenga efecto. Con una nuez de producto es suficiente. Se reparte bien por todo el cabello y se vuelve a aclarar, para que no queden residuos ni el cabello quede apelmazado.

Las mascarillas


Qué son:
 

Las mascarillas capilares reconstruyen la parte exterior del cabello, formada por la cutícula y la capa hidrolipídica, lo que refuerza las defensas naturales del cabello. “Las mascarillas, en realidad, no es que sean más eficaces que los suavizantes. Se trata de fórmulas más concentradas”, explica Fano.


Para qué sirven:
 

Lo de que las mascarillas sólo son aptas para cabellos secos es casi una leyenda. Es cierto que los cabellos secos, dañados y ásperos, agradecen más la aplicación de mascarillas capilares. Pero su uso no es exclusivo de estos cabellos.


Cómo se aplican: 

Debe aplicarse cada tres días o una vez a la semana, aunque en periodos de mayor agresión para el cabello, como durante el verano, puede utilizarse con mayor frecuencia. Se deben usar tras el lavado, después de eliminar la humedad del cabello, y ha de dejarse actuar entre 5 y 15 minutos antes de aclarar. “Funcionan produciendo las mismas reacciones en el Ph del cabello que los acondicionadores, sólo que tienen una concentración de activos más elevada y reparan con más profundidad”, explica el experto.

¿Qué elegir? Eso ya queda a vuestra elección. ¡Un saludo!


FUENTE: www.mujerhoy.com

Dejar un comentario