• CENTRO DE DISTRIBUCIÓN DE PELUQUERÍA & ESTÉTICA
  • 958 40 20 77
Consejos para pelo fino

Consejos para pelo fino

¿Tu cabello tiene poco volumen? ¿Se rompe y abren las puntas frecuentemente? ¿Está graso al día siguiente de lavarlo? ¿Se enreda con facilidad? ¿Apenas dura tu peinado? ¿Queda el cabello pegado a tu rostro?

Si has respondido a la mayoría de estas preguntas con un sí, confirmamos, tienes el pelo fino.

Las personas con exceso de volumen cuentan con diversos tratamientos al alcance de su mano con los que reducirlo, como puede ser el alisado brasileño. Sin embargo, resulta más complicado aportar cuerpo al pelo fino. Podemos trabajar sobre la fibra capilar, cuidándola y proporcionándole los nutrientes que necesite, pero seguir las siguientes recomendaciones será clave para conseguir un mejor resultado.

Desenreda tu cabello con mimo

Los molestos nudos son más frecuentes en cabello fino, por lo que el número de veces que lo desenredamos se multiplica. Esto se traduce en un mayor maltrato a nuestro pelo, ya que aumentamos la posibilidad de romperlo. Cepíllalo con cuidado, sin dar tirones y sin ejercer fuerza, comenzando de medios a puntas.

No lo hagas con el pelo húmedo, ya que en este momento se encontrará más frágil.

Utiliza productos específicos para cabello fino

Si hay algo de lo que no nos podemos quejar, es sobre la gran variedad de productos y tratamientos que existe para cada tipo de cabello. Éstos están diseñados para cubrir específicamente unas necesidades. Por ejemplo, encontrarás champú con fórmulas más ligeras y que no aporten peso a tu cabello.

Aplica acondicionadores y mascarillas de cuidado de medios a puntas para no aportar grasa a la raíz.

Aclara muy bien tu cabello para eliminar cualquier residuo de producto, ya que le haría parecer apelmazado y sucio.

Momento toalla

Lo primero que hacemos tras terminar de lavar el pelo es envolverlo en una toalla, y tendemos a cometer un error: frotar nuestro pelo. Esto causa daños en la fibra capilar, llegando a provocar su rotura. En lugar de ello, envuelve el pelo en una toalla de microfibra o turbante para que absorba la máxima humedad posible. De este modo evitaremos usar el secador o reduciremos la exposición del cabello al calor.

Secador, ¿amigo o enemigo?

El cabello fino se caracteriza por un menor grosor de la fibra capilar. Esto lo hace más sensible, provocando su caída y rotura con más facilidad. Por ello, la mejor opción sería evitar en la medida de lo posible utilizar el secador, pero ya sabemos que habrá ocasiones en las que lo necesitemos.

Utilízalo a una baja temperatura y a una distancia de 30cm. El truco está en hacerlo con la cabeza boca abajo, levantando así las raíces y despegándolas del cuero cabelludo. ¿El resultado? ¡Un cabello con volumen y forma! Además, si esperas a que se enfríe antes de levantar la cabeza, mejorarás el efecto.

Atrasa un día el lavado con champú seco

Apareció hace unos años en nuestras vidas y... ¡es increíble!

Si todavía no has oído hablar de él o no lo has escuchado, te ponemos al día. El champú en seco es un producto parecido a la laca, en formato spray, que se aplica en las raíces y absorbe la grasa. No necesita nada más. Así podrás podrás prolongar un día más el lavado de tu cabello y aportarle volumen.

Felpa: tu nueva aliada

Las felpas son tendencia, y a quienes tienen el pelo fino... ¡les beneficia! Encontrarás este complemento de diversos tipos y colores, lo que te permitirá combinarlo sin problema mientras aportas una sensación extra de volumen a tu pelo.

Duerme con el pelo recogido

¿Sabías que la fricción del pelo con la almohada daña la fibra capilar y provoca encrespamiento? Para evitarlo, es recomendable cepillar el cabello antes de dormir para prevenir enredos y utilizar ligeros recogidos como una trenza o una coleta, sin ejercer demasiada presión.

 

Ya conoces estos fáciles trucos para lucir melena teniendo un cabello fino. Solo queda ponerlos en práctica y pensar que este tipo de cabello es una oportunidad, no un castigo.

Dejar un comentario